Ecológico

1. Llegada del Centro Móvil de Destrucción de Datos Digitales a las instalaciones del cliente

Los clientes pueden solicitar la realización de nuestro servicio en cualquier lugar de su elección, lo cual toma especial relevancia cuando se trata de entregar y destruir unidades de soportes digitales con datos confidenciales o “top secret”. Este aspecto elimina los costes de un transporte seguro, delegar a terceros y minimiza también el riesgo de accesos a los datos no autorizados.
Antes de proceder a la destrucción, los datos de identificación de los soportes recibidos se comprueban cuidadosamente. Esta verificación será la base para realizar la documentación posterior que confirma la destrucción irreversible de las unidades de disco entregadas por el cliente para ser destruidas.

2. Preparación de las unidades de soportes digitales para su sanitización

Los soportes de datos recibidos del cliente se ha registrado y se preparó para sanitización, utilizando el método de destrucción de datos acordado con el cliente. Los métodos utilizados incluyen una o combinación de desmagnetización, presión o trituración. En caso de trituración de la placa de un disco duro, el soporte de datos es la capa ferromagnética en discos de disco duro, que debe ser desmontado del disco duro y destruido. Los componentes restantes del disco duro, su carcasa y sus circuitos, también se clasifican y reciclan. En el siguiente paso, los platos desmontados se fragmentan en bandas con un ancho de 0,5 a 1 mm.

3. Destrucción (sanitizacion) de los soported digitales

El plato o platos de una unidad de disco duro se trituran y se recogen para su posterior procesamiento en el laboratorio fijo de e-WIS.

4. Efecto final del proceso de destrucción

Las fracciones que quedan después de la sanitización pueden usarse de una manera para recuperar metales valiosos de tierras raras, zirconio, oro, rodio, rutenio, plata, platino y paladio. Otras partes de la carcasa del disco y la electrónica se transportan a los lugares apropiados, donde se reciclan.
La etapa final del servicio es la preparación y entrega al cliente de la documentación completa (informe relevante, certificado de destrucción, registro del proceso).